FEDERACIÓN SALVADOREÑA DE KENDO E IAIDO
  Agosto 2012. El Kiai.
 

EL KIAI.                                                                       

Por Hector Shi.

El Kiai es un termino Japones compuesto por las particulas “ki”, que se utiliza para designar aspectos como la “energía, mente, la respiración o el espíritu”, y “ai” del verbo "unir", por lo tanto, literalmente puede entenderse como "Espíritu o Energía concentrada y unida", refiriéndose en esencia a la manifestación externa del Ki concentrado en un fin.

En la practica de las artes marciales el Kiai se refiere a la proyección de la de energía propia (fuerza interior o Ki), a travez de una potente vibración emitida bajo la forma de un grito, el cual es emitido desde el vientre, es decir, no  procede de la garganta, sino del tándem (Hará=vientre).

La existencia del Kiai y la posibilidad de utilizarlo ha sido reconocida desde tiempo inmemorial, aunque siempre esa posibilidad ha sido asociada con las Artes Marciales y considerada como una suerte de monopolio de la clase samurái, a la cual la gente común no tiene posibilidad de aspirar. De todos modos, esta concepción es errónea, ya que la presencia del Kiai puede ser detectada en todas las actividades del hombre, desde la política al ajedrez, y no debe ser confundido con un simple grito.

Una persona que da un discurso puede manifestar su Ki a travez de su voz proyectando confianza y seguridad en sus palabras; de la misma forma un medico que realiza una cirugía puede manifestar su ki a travez de sus movimientos precisos y su actitud serena, expresando confianza en su trabajo, sin siquiera emitir sonido alguno. En ambos casos si la actitud del espíritu es percibida por otros, entonces se dice que ha habido un buen Kiai o manifestación externa de su espíritu.

Desde un punto de vista occidental, el aspecto más importante es el método por el cual, el poder de utilizar el Kiai puede llegar a ser adquirido. Podemos considerar primero la utilidad del Kiai aplicado a las artes marciales. El Bushido tiene sus bases en la rectitud mental y moral y esta última es la esencia del Kiai. Cuando nuestra mente es injusta, de poco nos servirá el Kiai. Las artes marciales están divididas en muchas ramas, pero el Kiai es la vida de todas; sin Kiai ninguna puede llegar a la perfección.

En la opinión del guerrero japonés, no es el mero arte concreto el que hace posible la obtención de la victoria; el secreto reside en el Kiai. Es el combatiente que consigue control sobre su antagonista el que vence, y no es simplemente el arte de la esgrima o lucha, sino el Kiai (El espíritu, actitud o energía del Budoka concentrado en una acción) quien brinda al combatiente el poder de conseguir ese control. El secreto de las artes marciales japonesas reside en mantener el cuerpo lleno de Ki (Energia y actitud mental correcta), con elasticidad en los miembros, y en estar siempre alerta para utilizar la fuerza del enemigo en ventaja propia, empleando la mínima fuerza muscular. "La suavidad conquista la dureza" es una frase que expresa la idea del uso apropiado del Kiai.

El Kiai debe ser ejercido inteligentemente si se desea obtener los mejores resultados. Ahora consideramos al Kiai en conexión con la respiración. Cuando uno expele el aire de los pulmones siente relajarse los músculos y los huesos, mientras que al llenar los pulmones y abdomen de aire, uno es consciente del fenómeno opuesto. Al expeler el aire se pierde vigor, mientras que al inhalar se gana fuerza.

Los maestros de Kyudo (arquería) dicen que el kiai es un aspecto del control de la respiración, es la extensión audible del nivel de energía de uno, y se debe aprender a realizar el kiai como si se respirara desde el Hará (vientre) en lugar de desde los pulmones. Un kiai bien hecho produce un sonido de base característico que debería penetrar los oídos, y proviene de una profunda fuente interior, no es causado por la mera vibración de las cuerdas vocales.
Para obtener la maestría en el dominio del Kiai, es necesario un entrenamiento metódico, no solamente a través de numerosos combates, sino sobre todo a través de una iniciación conscientemente particular en cada combate.

En realidad, el Kiai es todo lo que precede, es la disposición física y mental que permite practicar un arte marcial a la perfección, desde el Jiu-jitsu hasta el kenjutsu; es la cima de la flexibilidad y de la energía que muchas veces se ha confundido con agresividad. El Kiai es una fuerza discreta, pero poderosa.

Muchos  campeones de artes marciales, perdieron tiempo y esfuerzo sin nunca sacar otra cosa que una buena coordinación muscular y reflejos rápidos; no logrando el Arte total. Pocos lograron descubrir la sutileza y el poder del Kiai: el vacío interior; la disponibilidad permanente que permite la acción inmediata en el momento adecuado; la predicción de los ataques y la manera de esquivarlos para dominarlos.  

El kiai estimula nuestro espíritu, alerta y previene al oponente del poder y el espíritu de uno.  El oponente se confunde, se perturba y se asusta. El Kiai en KENDO debe asemejarse al rugido de un león y tener la energía de sacudir al oponente.
 

“Sin kiai la técnica no cobrará vida”
Isao Obata sensei.

“Las artes marciales sin kiai son como una persona
desprovista de alma”

Gichin Funakoshi Sensei.


Fuentes:

http://en.wikipedia.org/wiki/Kiai  Fecha de Consulta: 04/08/2012

http://budova.wordpress.com/category/budo/page/10/   Fecha de Consulta: 04/08/2012






Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su mensaje:
 
  Hoy habia 6 visitantes (36 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
ULTIMA ACTUALIZACION: 07 DE FEBRERO DE 2014.