FEDERACIÓN SALVADOREÑA DE KENDO E IAIDO
  Junio 2012. Antecedentes Históricos del Hagakure.
 

ANTECEDENTES HISTORICOS DEL HAGAKURE.

Por Carlos Bolaños

Cuando observamos un  combate de kendo moderno poco podríamos imaginar que las raíces filosóficas, éticas y técnicas de este arte se remontan a lo más profundo de la historia del Japón medieval y que determinó no solo el estilo de vida de los guerreros samurái (Bushi), sino su ética, forma de pensar, forma de vivir, forma de convivir con su sociedad e incluso su forma de morir.

Son muchos los personajes que siguieron el camino del samurái y marcaron con su actuar no solo las grandes batallas del Japón medieval, sino además la historia de ese país.  Mushashi Miyamoto, Kunosoki Masashige, Toyotomi Hideyoshi, Narutomi Hyogo y Tokugawa Ieyasu son algunos de esos personajes de la época en que el samurái determinaba su destino y el del pueblo japonés.

El bushi o guerrero feudal y el culto a la figura de este, surgen durante el extenso periodo en que los japoneses vivieron sumergidos en una guerra civil perpetua, desde el siglo VIII al XVI. El bushi encarnaba al más noble de los guerreros, al más elevado exponente de su casta dispuesto a cumplir con su deber hasta las últimas consecuencias, resignándose a su suerte y menospreciando su propio sufrimiento físico.

Entre 1192 y 1333, la casta de los samurái tuvo acceso a las funciones gubernamentales, lo cual les proveyó de una nueva dimensión de poder, no solo militar sino político. Esto les obligó a diseñar un código de conducta no escrito, cuyas fuentes fueron las diversas corrientes religiosas de esa época; del budismo se tomo el ideal de la serenidad, confianza en el destino y aceptación de lo inevitable; del sintoísmo, la exaltación de las viriles virtudes de la lealtad y el valor.

En el año 1615 surge el Bukke-sho-hatto, que era un conjunto de trece preceptos de comportamiento para el samurái, escrito por el monje zen, Suden. En 1686 Daideti Yuzan escribió el Budo-shin-shu, en el cual exalta la conducta ética del samurái por sobre los conocimientos.

El día 10 de septiembre de 1716 se publica el Hagakure cuyo autor es Yamamoto Tsunetomo. Titulo que puede traducirse como “hojas ocultas” u “oculto por las hojas”, se cuenta que dicho título se debe a que Yamamoto Tsunetomo pertenecía al clan del castillo de Saga, que se encuentra oculto tras una espesa cortina de arboles y follaje.

El Hagakure es una recopilación de las conversaciones del autor con el samurái Tashiro Tsuramoto durante un periodo de siete años, tras la decisión de Tsunetomo de convertirse en sacerdote budista a la muerte de su señor, Nabeshima Mitsushige, tercer daimyo (señor feudal) de la región hoy correspondiente a la prefectura de Saga.

El Hagakure no es un sistema filosófico completo, sino un conjunto de pensamientos de tematica variada, desde opiniones sobre el camino del samurái, accesorios para el combate y la ceremonia del te, hasta la forma y postura correcta a la hora de la muerte.

                             
                                             Símbolo del Clan Nabeshima.

Según los estudiosos del Hagakure, es probable que este haya sido escrito para una lectura privada, ya que en su prefacio el autor recomendaba que sus once capítulos fueran quemados luego de su lectura. El señorío de los Nabeshima se encontraba al sur de Japón, en la isla de Kyushu y estaba incluido en la clase Tozama, término utilizado para reconocer a los daimyos que se habían sometido a Tokugawa Ieyasu tras la batalla de Sekigahara en 1600.

Nabeshima Naoshige (1538-1618) fundador del clan fue un hombre de gran vigor físico y mental, le sucedió su hijo Nabeshima Katsushige  (1580-1657),  a quien está dedicado gran parte del Hagakure, a este le sucedió su nieto Nabeshima Mitsushige. Para esta época Japón había sufrido cambios radicales, el periodo de un país en guerra había terminado con la batalla de Sekigahara, se había implantado el régimen de Tokugawa y tras la represión de la rebelión de Shimabara en 1638 habían finalizado los conflictos  bélicos a gran escala.

Debido a ello el bushi fue perjudicado, su existencia como guerrero y forjador del destino del Japón había terminado, así el Hagakure no es solamente el libro de los samuráis, sino además el ultimo despunte de valentía y coraje verbal de una casta en decadencia.

Aquí algunos de los versos del Hagakure:

*El señor Naoshige dijo: el Camino del Samurai consiste en la desesperación. A un hombre desesperado no lo matarán diez o más enemigos juntos. El sentido común no consigue hacer grandes cosas. Sencillamente, vuélvete loco y desesperado.

*Si piensas que no puedes llegar hasta donde has visto y oído llegar a tus maestros, estás dando muestras de falta de ánimo. Los maestros son hombres, igual que tu, si piensas que serás inferior a ellos en algo, no tardaras en encontrarte en el camino de la inferioridad.

*El señor Ieyasu libró una vez una batalla sin éxito, pero más tarde se dijo de él: Ieyasu es un general muy valeroso, de todos los samuráis que murieron en combate, ninguno se volvió atrás, todos quedaron muertos de cara al enemigo.

 

Fuentes:

Kagakure, El Camino del Samurai, Yamamoto Tsunetomo, Arkano Books.

http://es.wikipedia.org/wiki/Clan_Nabeshima, consultado 21/05/2012






Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su mensaje:
 
  Hoy habia 11 visitantes (41 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
ULTIMA ACTUALIZACION: 07 DE FEBRERO DE 2014.