FEDERACIÓN SALVADOREÑA DE KENDO E IAIDO
  Septiembre 2012. Los Niños y la Práctica del Kendo.
 

Los Niños y la Práctica del Kendo.

Por Eric Martínez.

 

Muchas veces los padres sienten el deseo de iniciar a sus hijos en un deporte, pero no están seguros de cuál sería el idóneo para ellos. Personalmente siempre he recomendado a mis amigos que inscriban a sus niños en un Dojo (Lugar de práctica) de artes marciales, por los beneficios que estas ofrecen a sus practicantes, especialmente si se comienza desde la etapa de la niñez, me refiero a continuación específicamente al Kendo (Arte de la Esgrima Japonesa).

Es muy común que los adultos al ver por primera vez un combate de Kendo piensen erróneamente que se trata de un deporte violento y peligroso, no adecuado para un niño, cuando en realidad es todo lo contrario, de hecho el riesgo de sufrir algún daño es mucho menor que en otras artes marciales (como Tae Kwon Do, Karate, etc). En muchos países donde el Kendo tiene gran afluencia, es común ver pequeños Kendokas que empiezan su entrenamiento a edades tan tempranas como de 5 años.




                 “El Kendo se practica en Japón a edades muy tempranas”

En Kendo, el entrenamiento físico de los niños se enfoca en la enseñanza de los movimientos básicos que implican coordinación de los pies y piernas (Ashi Sabaki), y coordinación de manos, muñecas y brazos (Te No Uchi), lo cual contribuye al desarrollo de sus capacidades motrices. También se observan beneficios en el índice de masa corporal, así por ejemplo, en un niño delgado la práctica del Kendo promueve el desarrollo de sus fibras musculares, y en un niño más rellenito el trabajo cardio-vascular  del Kendo ayuda a disminuir su porcentaje de grasa corporal, formando de esta manera niños más fuertes y saludables.

La práctica del Kendo además de beneficiar al niño desde un punto de vista puramente físico, hace también un tremendo aporte a su mente y espíritu, lo cual es de mucho más valor que el sólo hecho de ejercitarse.

Comenzar con la práctica del Kendo a edades tempranas, le proporcionará al niño una serie de herramientas que le servirán de adulto para templar su carácter, sentirse más seguro y ser más controlado, corrigiendo problemas que pueden darse en la niñez tales como el exceso de impulsividad, baja autoestima, problemas para socializar con los compañeros en el colegio y la timidez tan común en la infancia.

               
                 “Jóvenes Kendokas Rusos preparándose para el entrenamiento”

 

Los resultados positivos pueden verse durante toda la evolución de su entrenamiento, a medida va aprendiendo nuevas técnicas y mejorando en las ya aprendidas, el hecho de estar proponiéndose nuevas metas, ver que es capaz de cumplirlas e ir teniendo logros cada vez mayores es algo que a cualquiera da una inyección de energía y seguridad en sí mismo.  Más aún en un niño, que está definiéndose como persona, ya que los resultados beneficiosos de esto perdurarán para toda su vida.

El practicar y depurar, por ejemplo, una técnica de corte (Suburi) con la espada de madera (Bokuto); o ejecutar con la perfección requerida un movimiento, puede ser una tarea muy exigente y requiere repetir muchas veces un ejercicio, lo cual ayuda a promover en los niños las aptitudes de la perseverancia y la concentración.

Para conseguir resultados a mediano y largo plazo, ya sean éstos ponerse en forma y mejorar la técnica, o más aún, cuando se quiere llegar a niveles competitivos para combatir, se requiere una perseverancia tremenda. Todo esto se puede extrapolar a todas las demás áreas en que el niño se desempeña, enseñándole a enfrentar la vida creyendo en sus capacidades para lograr sus objetivos.

         

                “Milton Pérez, el estudiante más joven de Kendo El Salvador”

 

En los niños hiperactivos, peleoneros y sin disciplina, con la práctica constante del Kendo, el apoyo de los padres y una buena guía del Sensei, estos podrían llegar a ser líderes e incluso excelentes instructores de Kendo, ya que su conducta es influida por la disciplina y valores que se inculcan en el Dojo, tales como la Honestidad, Respeto y Cortesía.

La rapidez con que aprenden los infantes es sorprendente, son como pequeñas esponjas, que absorben y absorben, por eso se debe aprovechar ese enorme potencial de los niños, ofreciéndoles actividades que promuevan su sano desarrollo físico y mental. Para tal fin recomiendo ampliamente la práctica del Kendo, en donde además de divertirse y formar lazos de amistad con otros niños, también adquirirán valores y una disciplina que les acompañarán toda su vida.

REFERENCIAS:

http://www.guioteca.com/artes-marciales/ninos-en-las-artes-marciales-beneficios-para-su-mente-y-espiritu/. Fecha de consulta: 01/09/2012.

 http://es.scribd.com/doc/23011470/Los-ninos-y-las-Artes-Marciales Fecha de consulta: 01/09/2012.






Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su mensaje:
 
  Hoy habia 6 visitantes (38 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
ULTIMA ACTUALIZACION: 07 DE FEBRERO DE 2014.